Blog

6
Nov

Más dinero para la formación continua

BBVA pide una mayor dotación presupuestaria para políticas activas de empleo y reorientar parte de los recursos dirigido a la contratación. El servicio de estudios del banco señala que casi un tercio de los fondos destinados a políticas activas de empleo se emplearon en incentivar la contratación, mientras que los gastos en formación, integración laboral y reciclaje profesional han sido comparativamente reducidos.

Los parados deberían ser los principales destinatarios de las acciones formativas, lo que no ocurre en las cuentas públicas de 2015, en las que solo el 38,9% de los gastos presupuestados para programas de formación están destinados a desempleados.

Formación más especializada y más larga. Las acciones formativas deberían durar más para proporcionar conocimientos específicos, pues actualmente
-añade- están poco especializadas y son de corta duración. De hecho, apunta que uno de cada cinco parados que en 2013 completaron un programa de formación adquirió conocimientos “genéricos” y la mitad de los parados formados el año pasado participaron en cursos con una duración inferior a las 200 horas. Sólo el 21,2% completó un programa de 400 horas o más.

Se valora las líneas maestras de la futura reforma del sistema de formación profesional para el empleo, en particular, la introducción del principio de libre competencia entre entidades formativas y la creación de una unidad especializada en el control de las actividades de formación con capacidad efectiva de sanción.

Dejar una respuesta