Blog

5
Nov

Estética, un mercado laboral con especiales necesidades de formación continua.

EL SECTOR Y SUS DATOS

El sector de la estética y la imagen personal incluye los servicios para la modificación del aspecto físico, incidiendo en la salud corporal y mental, además de de mejorar las habilidades sociales.

Los principales servicios de esteticista incluyen:

  • Depilación: tradicional o láser.
  • Manos y pies: manicura, pedicura, esmaltado de uñas.
  • Tratamientos faciales: eliminación de impurezas mediante tratamientos de limpieza.
  • Maquillaje: para eventos, fiestas, extensiones de pestañas, etc.
  • Solárium: bronceado artificial mediante rayos UVA.

Debido al aumento de la esperanza de vida ha crecido el interés por retrasar las huellas del envejecimiento en la población. El sector de la estética está continuamente innovando para ofrecer tratamientos que satisfagan dicho interés.

La crisis y el aumento del IVA repercutieron negativamente en los negocios del sector, pero a partir de 2015 empezó la recuperación, destacando notablemente las franquicias como forma de negocio.

La estética representa un importante subsector en nuestro país, con una gran demanda y generación de muchos puestos de trabajo. Algunos datos que lo demuestran son:

  • El 76% de las empresas del sector solicitan el perfil de esteticista según datos del SEPE.
  • El volumen de negocios en 2016 ascendió a 6.700 millones de euros, un 3.5% más que el año anterior.
  • En consumo de estética en España ocupa la quinta posición de Europa.
  • En nuestro país existen alrededor de 37.000 centros de estética.
  • El sector de la estética ha aumentado su facturación en un 3,5%, llegando a los 6.700 millones de euros anuales.
  • El mercado laboral de la imagen personal está compuesto por 133.000 trabajadores.

 

TENDENCIAS DEL SECTOR

A consecuencia de la creciente demanda de servicios de estética, el empleo de este sector será uno de los más demandados en los próximos años.

El principal reto de los profesionales de la estética es adaptarse a los continuos cambios en tratamientos corporales y sobre todo a la aplicación de las nuevas tecnologías a la belleza corporal, lo cual requiere una constante formación permanente.

Hay que destacar que el modelo de franquicias de los centros de estética va aumentando en el número de establecimientos del sector, suponiendo una facturación de 715 millones de euros y generando más de 10.000 empleos directos anualmente según el último informe de Tormao Franquicias Consulting.

Es el segundo sector con más establecimientos abiertos, por detrás tan solo de la alimentación. Existen 47 marcas de franquicias de estética que cuentan con 2.466 centros.

También es relevante la incorporación cada vez mayor del hombre a la demanda de tratamientos estéticos (depilación, limpiezas de piel, etc.)

 

LA IMPORTANTE NECESIDAD DE FORMACIÓN

Nuestro sistema educativo está dotado de las titulaciones necesarias para aprender la profesión de esteticista mediante:

  • FP Básica de Peluquería y Estética para los que no tiene el graduado en ESO.
  • FP de grado medio de Estética y Belleza para los graduados en ESO.
  • Ciclos Formativos de FP de grado superior para los que disponen del bachillerato: Técnico Superior en Asesoría de Imagen Personal y Corporativa, Técnico Superior en Caracterización y Maquillaje Profesional y Técnico Superior en Estética Integral y Bienestar.

Por otra parte el Sistema Laboral también ofrece enseñanzas en la materia dentro del área de Imagen Personal, mediante los siguientes certificados de profesionalidad:

  • Servicios auxiliares de estética.
  • Bronceado, maquillaje y depilación avanzada.
  • Masajes estéticos y técnicas sensoriales asociadas.
  • Asesoría integral de imagen personal.
  • Maquillaje integral.
  • Tratamientos estéticos.
  • Caracterización de personajes.
  • Cuidados estéticos de manos y pies.
  • Servicios estéticos de higiene, depilación y maquillaje.

Dichos certificados de profesionalidad pueden ser impartidos por centros de formación homologados y acreditados, tanto de forma privada como en acciones del sistema de Formación para el Empleo.

No obstante una vez conseguida la titulación, en un sector tan innovador y competitivo es necesaria tener una constante formación continua obteniendo cualificación y conocimientos de las técnicas más actuales, como por ejemplo la electroestética, la microimplantación de pigmentos, fotodepilación, etc.

Además es muy importante aprender habilidades sociales para asesorar sobre belleza, estilismo y técnicas de protocolo.

En definitiva, la facilidad de encontrar trabajo en este sector no implica estancarse, hay que seguir aprendiendo pues se trata de un trabajo muy dinámico debido a las innovaciones y a las modas.

Por ello en la actualidad hay una gran variedad de cursos no homologados, con diferentes duraciones y en modalidades presencial o elearning que puede interesar a los centros de formación.

En el siguiente esquema se muestran las principales áreas más demandadas de formación en estética:

estetica formacion aenoa

Los esteticistas deben estar siempre al día en las tendencias, conocer los tratamientos innovadores y estar formados en las técnicas demandadas por una clientela muy exigente. Es importante resaltar que lo que diferenciará a los centros de estética no serán los precios, sino los conocimientos y la calidad adaptada a las nuevas tendencias de los profesionales de que dispone.

En el siguiente listado se exponen algunos ejemplos de cursos demandados en el ámbito de la estética, cursos que pueden ser totalmente privados y la mayoría de ellos de pocas horas de duración:

  • Uñas (nuevas tendencias de acrílico, gel, dipping y fibra de vidrio, decoración, construcción).
  • Pigmentación permanente de labios, cejas, ojos o pecho.
  • Estética avanzada (nuevas terapias y aparatología cosmética).
  • Técnicas de atención al cliente.
  • Diagnóstico facial y corporal.
  • Extensión y lifting de pestañas.
  • Maquillaje para novias.
  • Maquillaje para televisión y espectáculos.

 

Dejar una respuesta