Blog

19
May

Formación Profesional y la LOMCE

Formación Profesional y la LOMCE

La Formación Dual bien diseña tiene como objetivo que el joven conozca pronto el entorno laboral donde se moverá en los próximos años, las empresas pueden participar de un modo directo en la formación de sus futuros empleados, ayudando al mismo tiempo a la integración profesional

La Formación Profesional bien diseñada debe ser Dual y flexible, de forma que cada empresa decida dentro del abanico de posibilidades qué es lo que mejor se ajusta al tipo de formación que quieren dar y a sus necesidades. Se deja la posibilidad de ajustar las horas de formación y del ámbito laboral, repartiéndose en unas horas determinadas cada día o que se concentre en un periodo del año. Esta flexibilidad depende mucho de los sectores económicos: industria, hostelería, servicios a empresas, etc.

Existe una queja generalizada de un desajuste entre la oferta académica y lo que demanda el mercado. El nuevo modelo necesita empresas interesadas en ofrecer plazas de formación-aprendizaje, tutorizar a los estudiantes y en muchos casos financiar las becas-salario de los alumnos que en parte es aportada por la compañía.

Los países con más alumnos de FP tienen menores tasas de abandono educativo y más empleo juvenil. Además, está comprobado que si se atrae una mayor proporción de estudiantes a la FP, el abandono educativo baja y una tasa de empleo juvenil sube. Los ejemplos están en Alemania, Suiza y Austria

La LOMCE dispone de una FP básica de dos años obligatorios para que un mayor número de alumnos continúe en el grado medio. Ahora el segundo curso es voluntario y la mayoría no lo hace, por lo que ahí finalizan sus estudios. Se quedan con un nivel de formación limitado que sólo les permite acceder a empleos de baja cualificación.

Por otro lado, ahora la FP de grado medio es finalista y la mayor parte no sigue en la de grado superior, que recibe principalmente alumnos de Bachillerato. Es importante que sigan hasta la FP superior, además la Formación Profesional superior no adolece de la falta de prestigio de los ciclos anteriores, de hecho, el porcentaje de estudiantes ha ido en aumento, dándose el fenómeno curioso de que muchos de los que se titulan en la Universidad y tienen dificultades para acceder a un empleo, van a la FP superior.


Dejar una respuesta