Blog

27
Nov

IDEAS GENERALES DEL PIF

Cada trabajador dispone de hasta 200 horas laborales por año para asistir a clase y estudiar, siempre que realice una formación que esté reconocida mediante una acreditación oficial, sin coste para la empresa donde prestas tus servicios.

El número de horas del permiso concedido al trabajador para su formación podrá compensarlo la empresa con cargo a su crédito para formación continua. El coste de bonificación será el equivalente a una cantidad igual al salario del trabajador y a las cotizaciones devengadas a la Seguridad Social.

La Formación debe ser reconocida por una titulación oficial, incluidas las correspondientes a los títulos y certificados de profesionalidad que constituyen la oferta del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales; también la Formación dirigida tanto al desarrollo o adaptación de la cualificaciones técnico-profesionales del trabajador como a su formación personal. La Formación debe ser presencial, aunque se admitirá la parte presencial de las realizadas mediante la modalidad a distancia.

Dejar una respuesta