Blog

aenoa formacion continua programada bonificada
2
Sep

En Madrid se pone en marcha el Bono Formación (Cheque de Formación).

La Comunidad de Madrid pone en marcha el llamado Bono Formación (Cheque de Formación), que se trata de una iniciativa para desempleados para que puedan elegir el centro de formación que quieran para obtener módulos de certificados de profesionalidad. Los beneficiarios del mismo son los desempleados residentes en la Comunidad de Madrid e inscritos en la red de oficinas de empleo. Los cursos impartidos a través de este Bono son gratuitos para los alumnos.

Se han asociado 72 centros formativos, y la iniciativa cuenta con un presupuesto de 6 millones de euros para los dos próximos años, que permitirá formar a 2.000 desempleados, mediante los 19 certificados de profesionalidad propuestos y dentro de los centros formativos adheridos a través de un Acuerdo Marco que garantiza los requisitos técnicos y de calidad.

En la actualidad el Bono de Formación es un proyecto piloto centrado en la familia profesional de ‘Comercio y Marketing’, incluyendo desde la compraventa hasta la logística comercial o gestión del transporte. Con posterioridad se introducirán otras familias y certificados hasta completar la oferta formativa. Su implantación se hará de forma progresiva.

La persona desempleada recibirá su Bono Formación y obtendrán el acceso a su oficina virtual, donde podrá elegir el centro en el que matricularse. La oficina virtual será accesible desde dispositivos móviles, ordenadores o en la propia red de oficinas de empleo de manera asistida. Una vez que se inicie el curso, el seguimiento de la formación se realizará en tiempo real gracias a un control de asistencia de los alumnos.

Desde el año 2012 se viene desarrollando en distintas normativas laborales sobre el cheque de formación (bono de formación), pero ha tardado 7 años para ver la luz, en concreto en la Comunidad de Madrid mediante el sistema llamado Bono Formación. Su inicio corresponde a la reforma laboral de febrero de 2012, posteriormente se menciona en la Ley 30/2015 por la que se regula el Sistema de Formación Profesional para el Empleo, o también el Real Decreto 694/2017 por el que se desarrolla dicha ley. Pero en todas las normativas se menciona, sin que la Administración ponga las herramientas de puesta en marcha.

El cheque formación (o bono formación) es una medida más de la formación para el empleo (ámbito laboral), aparte de la formación de demanda y la de oferta, que consiste en darle a los desempleados un crédito, cheque o bono de formación para que pueda recibir cursos en el centro que el alumno decida, siempre que esté relacionada con su itinerario formativo y mediante un proceso de orientación. Los centros de estudios participantes deben figurar acreditadas o inscritas en el correspondiente registro y no pueden subcontratar la ejecución de la formación.

Según la normativa, la implantación del cheque formación será progresiva y requerirá la delimitación de los sectores en los que se aplicará. El cheque formación deberán cumplirse algunos requisitos como mejorar la empleabilidad, es decir, los desempleados recibirán del respectivo servicio público de empleo un cheque o bono conforme a su itinerario personalizado de inserción, que le permita realizar algún curso, y también posibilitará al trabajador participar en una actividad formativa con un coste preestablecido, sin que en ningún caso suponga una aportación dineraria directa al trabajador.

Dejar una respuesta