Blog

23
Oct

Nuevas iniciativas de la Fundación Tripartita

NUEVAS INICIATIVAS DE LA FUNDACIÓN TRIPARTITA

Según informa la Fundación Tripartita, en los últimos años están diversificando sus esfuerzos, ya que no sólo centra su atención en la formación de los trabajadores ocupados, sino también en los desempleados. Prueba de ello es la Convocatoria de ocupados del pasado verano y el nuevo Programa específico para la cualificación y mejora de la empleabilidad de los jóvenes desempleados menores de 30 años (PLAZO DE ENTREGA HASTA EL 5 DE NOVIEMBRE).

Los centros y entidades de formación privados, que a partir de ahora pueden ser solicitantes de ayudas a la formación, han conseguido multiplicar el volumen de expedientes a gestionar en las últimas convocatorias, superando por estos el 53 % de las solicitudes, lo que hace que la Fundación tenga que concentrar recursos y esfuerzos en el ámbito d la gestión para sacar cuanto antes las ayudas a la formación y los trabajadores puedan beneficiarse de ello.

Las novedades que destaca la Fundación Tripartita son:

o La posibilidad de que los centros y entidades de formación acreditados puedan ser beneficiarios de subvenciones destinadas a la formación de trabajadores ocupados.

o Determinar las acreditaciones y acciones formativas prioritarias, dirigidas a anticipar las necesidades de cualificación del nuevo modelo productivo y las orientadas al desarrollo de los sectores innovadores.

o Eliminación de las acciones de formación con modalidad “a distancia” en la Formación de Oferta. Así, aquellas acciones dirigidas a la obtención de certificados de profesionalidad podrán impartirse solamente en modalidad presencial y el resto de acciones en modalidad presencial, teleformación o mixta.

o En la formación de oferta dirigida prioritariamente a personas ocupadas, pueden participar los desempleados hasta un máximo del 40%.

Los datos de solicitudes presentadas en la Convocatoria de formación de oferta dirigida a trabajadores indican que de los 813 planes presentados el 55% se refieren a certificados de profesionalidad y el 45% al resto de planes. Si este porcentaje se mantiene en la aprobación y en la ejecución posteriores, estaríamos hablando de un gran vuelco a favor de la formación certificable. Esto es posible por la exigencia de que los centros y entidades de formación han de presentar acciones dirigidas a la obtención de certificados de profesionalidad.

Dejar una respuesta