Blog

oposiciones formacion
18
Abr

Preparación de Oposiciones. Oportunidad para centros de formación (II).

A un centro de estudios le interesa preparar aquellas oposiciones que generen una mayor demanda de formación, es decir, las que proporciona mayor cantidad de alumnos. La demanda de preparación de oposiciones depende de varios factores entre los que cabe destacar: el número de plazas ofertadas, de la titulación o especialización requerida para opositar, de la capacidad del opositor para estudiar por cuenta propia.

Como norma general es recomendable crear grupos de oposiciones que tengan muchas plazas ofertadas, que no requieran una titulación muy elevada y que sean profesiones atractivas. De cualquier forma, es evidente que habrá más demanda de preparación cuanto mayor sean las plazas convocadas. Por ello es necesario conocer cuáles son los puestos de empleo público en los que van a haber más plazas convocadas en los próximos años.

El Gobierno aprobó por Real Decreto-ley 6/2017, la convocatoria de plazas de urgente necesidad, lo que orienta donde hay más prioridades. Posteriormente, el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2017, establece unos sectores en los que la tasa de reposición va a ser del 100%, es decir, se van a cubrir todas las vacantes que existan (siempre respetando las disponibilidades presupuestarias de los correspondientes presupuestos de gastos).

Los sectores más interesantes para la preparación de oposiciones que se citan en los Presupuestos son Administraciones Públicas con competencias educativas, sanitarias, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Cuerpos de Policía Autónoma, Administración Local, personal de la Policía Local, Fuerzas Armadas, Seguridad Social, Administración de Justicia, servicios de prevención y extinción de incendios, y los servicios sociales.  Más info en www.aenoa.com

Para ser centro de preparación de oposiciones no se necesita ninguna inversión especial. Evidentemente hay que disponer de locales acondicionados provistos de aulas cómodas para las clases de oposiciones que suelen durar varias horas seguidas.

Normalmente los centros de estudio que preparan oposiciones se suelen especializar en ello, no suelen ofrecer otros tipos de enseñanzas simultáneamente. Incluso se especializan en tipos de operaciones concretas, como por ejemplo centros de preparación de oposiciones de profesorado o centros de preparación de oposiciones de policía.

No obstante las academias de oposiciones suelen ofrecer cursos complementarios relacionados con las materias de las oposiciones. Los más frecuentes son: cursos de informática, ya que existen muchas oposiciones donde hay pruebas de ofimática; cursos de idiomas. B1, B2; preparación de las pruebas de acceso a ciclos formativos, a la universidad, a la obtención del graduado; o la formación de Seguridad Privada, muy relacionada con las oposiciones a cuerpos de seguridad del estado.

En los cursos de Oposiciones el docente es el factor más importante a tener en cuenta a la hora de gestionar un centro preparador, ya que el alumno lo que más valora es una buena formación y asesoramiento en lo que debe estudiar para superar las pruebas de oposiciones. La forma de retribución puede ser un precio por hora impartida o bien un porcentaje de lo que pagan los alumnos, siendo esta última la más utilizada para incentivar al profesor a dar mayor calidad de formación y mantener el mayor número de alumnos posible.

El material formativo es el segundo factor más importante que debe tener en cuenta un centro preparador de oposiciones. Un buen temario, claro, comprensible, con esquemas y resúmenes, y actualizado permanentemente es muy importante para el estudio del opositor.

El perfil del opositor es muy variable, va desde alumnos jóvenes que apuestan por el empleo público como forma de carrera profesional, a alumnos mayores que decepcionados de sus trabajos en el sector privado desean conseguir un puesto de trabajo más estable.

Cada empresa de formación establecerá los precios de sus cursos en función de su propia estrategia. Unas tendrán más en cuenta los costes, otras los precios de la competencia, otras el margen de beneficios, etc. Según la opinión de algunos empresarios del sector lo más recomendable es: en primer lugar cubrir los costes y posteriormente ver cómo están los precios de la competencia para fijar el precio de las clases.

Dejar una respuesta